Las movilizaciones de IU en defensa de la sanidad pública y gratuita, ponen de relieve las carencias de esta en Castilla-La Mancha

En torno a medio centenar de concentraciones se llevan a cabo en la región, exigiendo sanidad pública 100%, digna, gratuita y de calidad.

Ha sido un fin de semana reivindicativo en lo que a la sanidad castellanomanchega se refiere, ya que han sido decenas las concentraciones a las puertas de los centros sanitarios, en las que se exigía que se revirtiera de una vez por todas, la situación a la que llevó el PP de Dolores de Cospedal a la sanidad en Castilla-La Mancha, y que a juicio de varias organizaciones políticas y sociales: el PSOE mantiene sin poner soluciones reales.

“El Gobierno de Emiliano García-Page, utiliza la técnica de repetir una mentira hasta parecer que es verdad para engañar a los castellanomanchegos sobre la situación de la sanidad; el problema lo tienen cuando estos, tarde o temprano, son usuarios de esta, y la verdad se impone a la farsa mediática y propagandística del PSCM-PSOE”. Explican desde Izquierda Unida.

A la convocatoria de Izquierda Unida, se unían el PCAS, Podemos, Partido Comunista de España, las plataformas por la sanidad de Guadalajara, Cuenca, Luz de La Mancha de Alcázar de San Juan, la Asamblea por la Sanidad de Toledo o la del Hospitalito del Rey, así como ciudadanos a título personal. Organizaciones y personas que coinciden en el eslogan utilizado en esta campaña: “Gobierne quien gobierne, la sanidad se defiende”, porque retrata a la perfección el hecho de que el PP se preocupó de desmantelar el sistema sanitario con el despido de cerca de 3.000 sanitarios, con la reducción de 2.000 millones de inversión, así como con el comienzo de una política de derivaciones de pacientes a la sanidad privada, y ahora el PSOE no haya hecho nada sobre la integración de las Gerencias de Atención Especializada y Atención Primaria en las Gerencias Integradas de Área, sobre garantizar el acceso de calidad a la sanidad con nuevas contrataciones de personal hospitalario y atención primaria, o como el mantenimiento de las derivaciones a la sanidad privada sin garantizar recursos humanos, materiales, tecnológicos y organizativos necesarios para evitar el parasitismo de las empresas privadas, además de las apertura de más recursos hospitalarios que aseguren una atención inmediata y de calidad.

“El resultado de este modelo de sanidad del PP y PSOE son plantas de hospitales cerradas y multitud de servicios sanitarios privatizados, la atención hospitalaria colapsada, o la falta de recursos de plantilla para garantizar el óptimo acceso a este derecho ciudadano”, afirman desde la formación de izquierdas.

Izquierda Unida no ha dejado de explicar sus alternativas, señalando a la política progresiva de inversión pública para garantizar el acceso en condiciones de igual a la sanidad de toda la población. Así como el inicio de procesos de recuperación de servicios, como las ambulancias, las historias clínicas o los catering de los ingresos; para su gestión pública y directa.

Exigen que se atienda a criterios de necesidad ciudadana frente a criterios financieros impuestos por las leyes de estabilidad presupuestaria, y que se derogue la Ley de Medidas Complementarias para la aplicación del Plan de Garantías de Servicios Sociales, como condición necesaria para la recuperación de los derechos laborales perdidos durante el gobierno de Dolores de Cospedal.

Por tanto, IU CLM continuará trabajando para seguir sumando apoyos, centrando su esfuerzo en el movimiento sindical, y de este modo alcanzar la Unidad Popular en torno a la defensa de la sanidad pública castellano manchega.